Cabòries caducades

Intentava picar l’ullet, dreta, davant els vidres de la porta del ferrocarril. Podia semblar sorprenent, sí, però encara no en sabia. Semblava que la distreia, després de la conversa tan entretinguda que havia tingut amb si mateixa durant el trajecte a casa.

Portava set dies sense parlar amb la seva mare. Un cop arribés, cares llargues altre cop.
No és que la relació mare-filla fos idílica una setmana enrera, però, si més no, es toleraven. Continue reading “Cabòries caducades”

Slow life. Nunca es tarde. Ni pronto

Hay más de una a mi alrededor que ya se ha aventurado o está en proceso con la maternidad. ¡Enhorabuena!

Y me he manifestado sobre esto anteriormente. Hoy en día tenemos la suerte de que la mayoría no estamos forzadas a ser madres e incluso podemos decidir.

¿Y cuando? Pues dejando a parte las razones fisiológicas puras, nunca es tarde. Pero tampoco pronto, no te creas. Cada una tiene su circumstancia y situación.

  • Trabajo precario, pareja precaria o inexistente.
  • Trabajo súper vocacional o exigente, novio majete que solo llegas a ver el fin de semana, pero sí, la idea te ilusiona.
  • O llevas un DIU o tomas anticonceptivos o fumas o tienes ovarios poliquísticos o una enfermedad crónica con su igual medicación.
  • ¿O quizás estés esperando a estar preparada? JAJAJAJA Olvídalo, nadie está preparado para ser madre. ¡Siempre te va a sorprender!

Continue reading “Slow life. Nunca es tarde. Ni pronto”