Notting Hill Carnival

Bueno, bueno, bueno… Sé que mis mails o mensajes pueden no ser frecuentes, extensos o muy detallados, lo sé. Pero si alguien dudaba de que me lo estoy pasando bien, mirad esto.


Que ¿quién es él? No tengo ni la más mínima idea, pero ayer eso importaba poco en las calles de Notting Hill.
Cámara en mano y una sonrisa y, unos más tímidos que otros, te regalaban lo mejor de sí. Hasta alguno le dio por sacarme fotos. Así, porque sí.
Yo todavía no sé si es que llegamos muy temprano o si había distintos desfiles, pero fue increible. Nunca, repito, NUNCA, había visto TANTOS negros juntos. Ser blanco era lo raro. (thoughts del directo: qué poco acostumbrada que estoy al multiculturalismo) Yo, que ya soy guiri aquí, me sentía aún más guiri que nunca. Yo creo que por eso me sacaron fotos…

Me acordé de amigos míos que han estado por África. Sobretot de tu, Iris. Vergonya per no poder ballar com ells? Jo flipava. I encara no sé el nom del licor. Rom? “Lion….”?

Los que me conocéis bien, sabéis que me encanta bailar. Pues lo de ayer fue poco. Bueno, la verdad es que no pude bailar mucho, porque a mi compañera no le acababa de convencer el rollito. Fue básicamente reprimido, pero os digo que en vez de caminar, avanzaba pasito a pasito, al ritmo de batukadas, música caribeña o africana. Cha, cha, chachachá.

Espectacular ver los cuerpos, en tantos colores, moverse sin ningún pudor. Y digo pudor porque aquí puede que nos escandalicemos, pero para ellos, sus costumbres son. Oye… ¿que tienes estrías, celulitis, el culo gordo o fofo, michelines XL, barrigón cervecero o piel viejuna? ¡Qué más dará! Aquí nadie te mira (de hecho te ven y además quizá doble…)

Sin más preámbulos, os dejo con algunas fotos que saqué.

Algunos pedían la foto a gritos…

Súper grans, prenent la fresca, veient la vida passar.

Fijaos en esta mujer. Viéndola aquí, puede que no os despierte interés alguno, pero creo que fue la primera blanca que vi dentro del desfile, que parecía mayorcilla pero era de buen ver (no os ofendáis las maduritas), que sabía bailar y que iba puesta de algo. Se merecía una foto…

En este autobús iban otra clase de enchufados…

Bella como ella sola. Como os decía, si tu sonreías, ellos aún más.

¿Quién decide cuando eres “mayor” para hacer determinadas cosas? No lo sé…

Ya al final, yendo hacia la parada del bus (al fin del mundo) nos dimos cuenta de que todo cambiaba. Las calles eran más anchas, había más blancos, más gente, más turistas, más londinense, vaya…

No sé muy bien la ruta que hicimos, no sé muy bien lo que vimos, pero molar, moló mucho.

Ahora, si tienes agorafobia o claustrofobia o antropofobia o arritmia en los pies y encima te sienta muy mal el humo de hierba o tienes irritación crónica ocular, mejor te quedas en casa, no vaya a ser que estos tengan que molestarse.

Advertisements

One thought on “Notting Hill Carnival

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s