Borough Market

El otro día discutíamos la parida que era tener que traducir del español/catalán al inglés las onomatopeyas.

Parece una chorrada, pero trabajando con niños, el yummy, yack, hurray… son pan de cada día. Incluso el ladrido del perro hay que traducir…

El caso es que el pasado sábado me paseé por Borough Market. Al principio pensé que sería como el Mercat de la Boqueria pero una vez estando ahí, creo que me gustó más aún (digo creo porque me da recelo ponerlo por encima), porque el concepto es como una mezcla entre los mercados de fines de semana que se pasean por toda Catalunya con quesos, embutidos, panes, dulces y repostería artesanal + el mercado de entre semana de frutas, verduras, carnes y pescados + puestos para tapear o coger algo y comerlo danzando por ahí. Muy completito, vaya.

Por eso del recelo, sigo sopesando cual está por encima de cual. Sigo sin saber. Dependerá con quién vayas, quién te encuentres, cómo estés tú y el hambre que tengas, ¿no?

Con Les Rambles y sus flores al lado. Ay, no, que esto es London

Va ser inevitable veure això i pensar… “Ja toca anar a caçar bolets, però amb carnet, sí senyor!”

Especial ilusión esta foto. Me encanta coger hinojo/fonoll/fennel de los márgenes de los caminos cuando voy a correr o a caminar por mi tierra y mascarlo tranquilamente para que se me quede ese regustillo de anís. Pequeños detalles que echo de menos… No sabía que se podía comprar en bulbo.

Aquí ya me perdí, la verdad. Iba con una amiga que me comentaba el curioso sabor dulzón del nabo/zanahoria blanca del frente. Habrá que probar…

Mmmm…. Quesos… Mi perdición calórica…

¡Embutido! Vi que estos eran franceses, así que quizás algo se parecerá al nuestro, però la llonganissa de la Garrotxa… Viviendo en un familia judía, el mínimo olor a cerdo, ya me llama la atención…

Hasta parece que la pescadera Conchi y el carnicero Paco tienen más estilo por aquí…

Pan… ¡Qué bueno, por favor!


Si te va el dulce, también tienes.

Lo más gracioso fue el furor por lo español… Cola por el chorizo, sí.

Y lo peor… Acabamos haciéndola por comer el bocadillito de chistorra. A favor nuestro, olía y sabía rico, rico, ricooo.

Empezé con una copita de vino estilo Lambrusco que acompañé con dados de quesos de todas las paraditas posibles, panecillos con aceites griegos e italianos, mermeladas, nachos con guacamoles chilenos, brownies ingleses, higos (ñam ñam), longanizas ahumadas italianas, chistorra y cervecilla japonesa con flan y biscuit de postre…

Total, que quién pasa hambre y sed en este mercado es porque quiere.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s